Nunca me ha gustado hacer agujeros en las paredes de casa... Pero lo cierto es que colgar cosas de las paredes con fines prácticos o decorativos es muy útil... Lo de colocar cuadros con alfileres es realmente sencillo y cuando decides quitar el cuadro, si es el caso, sólo tienes que quitar el alfiler y lo único que quedará en la pared es un agujero minúsculo casi imperceptible a no ser que andes buscándolo